martes, 30 de junio de 2015

Conjunción Venus - Júpiter, estos días en el cielo.

Para los que estéis dispuestos a salir a primeras horas de la noche, o estéis de vuelta del paseo vespertino, podéis ver en el cielo un espectáculo: la conjunción de estos dos planetas, astros de lo más brillantes de nuestro cielo nocturno. Si los estáis siguiendo, los pasados días 19 a 21 la Luna vino a sumarse a la fiesta y se interpuso entre los dos. Lo curioso de estas conjunciones es que la distancia aparente entre los astros que intervienen, que a simple vista es mínima, es realmente abismal. Júpiter, orbita detrás del Sol a una distancia de unos 900 millones de kilómetros de La Tierra, mientras que Venus lo tenemos a una distancia algo menor, en torno a lo 90 millones de kilómetros tan sólo, y a este lado del astro rey. Si tenéis a mano unos prismáticos potentes se puede disfrutar de esta efeméride astronómica, y del resto del cielo nocturno por supuesto, que va a ir mejorando hasta el próximo día 1 de julio que será cuando la distancia de separación angular mínima será de sólo 0,4º, o lo que es lo mismo: el tamaño de una Luna Llena. Después el proceso seguirá a la inversa, abriéndose la distancia que hoy es casí mínima.
Pues nada, a la calle, con esas cámaras de zoom tremendo, pero eso sí con un buen trípode para poder retratar a los protagonistas perfectamente enfocados. Unos minutos después del crepúsculo, antes de que se haga la noche cerrada podréis hacer mejores tomas pues el cielo tendrá todavía tonalidades amarillentas tirando luego al azul que servirán muy bien de fondo a nuestras imágenes. Y si tienes un pequeño telescopio hasta podrás sacar los discos iluminados de estos planetas si puedes acoplarle una cámara. Busca también algo para el primer plano que anime también y deje también un poco la escala de cómo se ve el cielo. Yo aprovecharé para poner por delante la torre de nuestra Iglesia Parroquial, que es siempre un referente, aunque también puede servir un accidente del terreno, un paisaje, o desde una plaza en donde puedas abrir el encuadre hasta que aparezcan estos dos luceros brillantes en el cielo.
Sea como fuere, con equipo o sin él, un espectáculo gratuito al alcance de todo el mundo que seguro no os decepcionará, a menos que aparezca alguna nube de evolución, que al menos por aquí abajo, sería de agradecer a tenor de los 40º que posiblemente podamos ver esta tarde en los termómetros.
A disfrutar!!!

1 comentario:

José Antonio Sánchez dijo...

Realmente es impresionante poder observar con algo de conocimiento estos fenómenos, dan una clara idea de la magnitud y la insignificancia dentro de ese universo en que estamos, tan cerca y tan lejos a la vez.
Feliz Verano.
Un Abrazo.